‘Dios existe, su nombre es Petrunya’, Premio Women In Focus del Festival de Sevilla

‘Dios existe, su nombre es Petrunya’, Premio Women In Focus del Festival de Sevilla

El Jurado Women In Focus de la Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales, integrado por Melina Frías María José Jiménez e Iratxe Pérez, ha otorgado el Premio Women In Focus 2019 a la película de la directora macedonia Teona Strugar Mitevska Dios existe, su nombre es Petrunya “por poner el foco en la resistencia, la rebeldía y la valentía de las millones de mujeres que, encarnadas en la historia de Petrunya, luchan de Norte a Sur contra las opresoras tradiciones patriarcales, por conquistar la libertad y sus propias voces, silenciadas y censuradas».

«Petrunya (encarnada por Zorica Nusheva) es una protagonista inspiradora, valiente y poderosa que, a pesar de sufrir una fuerte injusticia religiosa y social, en ningún momento se presenta como víctima, sino como vencedora», resalta el fallo. «Como colectivo de cineastas que trabaja y lucha por ampliar el relato narrativo y conquistar derechos en igualdad desde el feminismo, estamos agradecidas de poder entregar este premio a Teona Strugar Mitevska. Necesitamos más historias como ésta en el audiovisual, narradas y filmadas con compromiso y con la maestría y fuerza rompedora de su directora”.

Dios existe, su nombre es Petrunya es una historia que parte de un hecho real ocurrido en 2014 y que comienza en un pueblo de Los Balcanes donde un sacerdote ortodoxo arroja una cruz al río. El hombre que la recoja gozará de buena suerte todo el año. Solo que esta vez quien la encuentra primero es una mujer, Petrunya.

La insólita premisa, aunque basada en hechos reales, sirve a la autora para tejer un relato sobre la rebeldía y la capacidad de resistencia contra la tradición. “Cuando descubrí cómo habían tratado los medios la noticia me resultó muy decepcionante porque solo se había quedado en la anécdota, cuando realmente su significado era enorme”, relató la cineasta durante su encuentro con la prensa en el 16 Festival de Sevilla.

Strugar sintió entonces la necesidad de contar aquello que había quedado en el olvido. “En Los Balcanes existe una cultura muy machista y tradicional”, ha explicado. En la película y en la realidad, “la cruz es la tradición, la historia, una rémora muy pesada”, algo que “no debe de desaparecer para entender de dónde venimos, pero que es necesario superar para poder crear un mundo más justo”.

SEGUIR LEYENDO EN LA PÁGINA DEL FESTIVAL

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más posts

Entradas relacionadas